Archive for marzo, 2008

MARILYN

Marilyn quiere ser Norma. Pero ya no recuerda cómo.

Anuncios

AN DI OUSCAR GOUS TUUUU….

Que sepáis que me ha sido otorgado un “premio” porque tengo un blog que mola mazo (enlosalpesnohaygnus.blogspot.es). Para más información, visitad boticcario2008.blogspot.com y leed la noticia de “Dos cosas”. O ya que estáis puestos, lo leéis enteor, que el chaval es majo y seguro que os reís un rato.
¡¡¡GRACIAS BOTICCARIO!!!

DÍA RANA

Hoy ha sido uno de esos días “rana”.
No sé si conocéis ese capítulo de “Los Simpson” en el que Bart es Harry Potter y tiene que hacerle un hechizo a una rana (yo no lo he visto, pero me lo han contado), le sale mal y la rana es un engendro raro que le dice: “AAAAAAHHHHHHHHH, MÁAAAAAAATAME, CADA SEGUNDO DE MI VIDA ES UN INFIERNOOOOOOO”.
Pues eso, hoy ha sido un día como la vida de esa rana. No ha pasado nada especial, ha sido un día normal. Lo que ha cambiado ha sido mi actitud ante lo que me pasaba.

_ Actitud positiva: pierdo el bus y pienso: “¡Chachi!, más tiempo para hacer sudokus” (hace mucho que lo de llegar tarde dejó de preocuparme; ¿para qué? ¿qué gano preocupándome si voy a llegar tarde igual?)

_ Actitud negativa: pierdo el bus y pienso: “AAAAAAHHHHHHHHH, MÁAAAAAAATAME, CADA SEGUNDO DE MI VIDA ES UN INFIERNOOOOOOO”.
Y lo mismo que el bus, con todo lo demás. Por ejemplo:
 _ Estoy currando, me entran ganas de ir al baño y pienso:”AAAAAAHHHHHHHHH, MÁAAAAAAATAME, CADA SEGUNDO DE MI VIDA ES UN INFIERNOOOOOOO”.

_ Voy a por un café, la máquina no tiene cambio y se queda con mis 50 céntimos de franco (50 pesetas) y pienso:”AAAAAAHHHHHHHHH, MÁAAAAAAATAME, CADA SEGUNDO DE MI VIDA ES UN INFIERNOOOOOOO”.

_ Se me cae el boli al suelo y pienso: “AAAAAAHHHHHHHHH, MÁAAAAAAATAME, CADA SEGUNDO DE MI VIDA ES UN INFIERNOOOOOOO”.
 
_ Me estornudan encima de la hambuerguesa (sí, esto ha sido real; estuve a punto de pedirle un informe sobre su estado de salud antes de seguir comiendo) y le digo al tipo: “AAAAAAHHHHHHHHH, TUEZ-MOI, CHAQUE SECONDE DE MA VIE EST UN ENFEEEEEEEEEEEER”.

Y cuando llega la noche y haces recuento de todo lo que te ha pasado te das cuenta de que has gastado un día entero de tu vida PENSANDO EN UNA RANA. Se puede comprender que cuando te enamoras, pienses en el querido a menudo. Que ves un anuncio en la calle y piensas que a él le gustaría, que comes un yogur de chocolate y piensas en lo mucho que a él le gusta es chocolate, que ves un chicle pegado en el suelo y eso te recuerda a que él duerme con peluche… Pero es que hasta de eso te cansas, ¿no? ¿Puede pasar que me cansase de pensar en un chico (en el  hipotético caso de que eso pasara), y no me canse de pensar en una rana?

Por cierto, hoy ha nevado mucho.